Inicio > MIndfulness > No Es Que La Vida No Tenga Sentido, Sino Que Lo Que Se Ha Hecho Hasta El Momento Quizás No Tenga Sentido Para Lo Que Perseguimos En Ella

No Es Que La Vida No Tenga Sentido, Sino Que Lo Que Se Ha Hecho Hasta El Momento Quizás No Tenga Sentido Para Lo Que Perseguimos En Ella

Con Que Intenciones Emprendes Lo Que Haces

No es que la vida no tenga un sentido, sino que lo que hemos hecho hasta el momento, quizás no tiene sentido para lo que persiguimos en la vida.   http://clicktotweet.com/6ItBh

Y si queremos cambiar el sentido a nuestra vida, no se trata tanto de cambiar lo que hacemos, sino cambiar las intenciones con las que lo hacemos. http://clicktotweet.com/lcRnm

Es increíble como cambiando la intención con la que se emprende una acción, pese a ser una acción repetitiva y rutinaria, de las que realizamos todos los días, se encuentra fácilmente un nuevo punto de vista, una nueva experiencia y un nuevo significado a lo que se hace.

En más de una ocasión el trabajo con mis clientes se centra en ayudarles a encontrar un “sentido vital” a lo que hacen.

Y no es precisamente porque su vida no tenga un sentido, o porque lo que hacen no esté encuadrado en un sentido vital.

Simplemente les resulta difícil encontrar el significado más profundo de unos automatismos diarios cuyo inicio se perdió en el olvido de los tiempos pasados, y que acabaron por formar parte de su rutina diaria. Al formar parte de su rutina diaria la aceptan como algo normal con lo que conviven, a veces por simple conformismo, comodidad, o por el mero hecho de ser algo común, que hace todo el mundo, o que sienten que siempre han hecho.

Por esa razón dejaron de cuestionarse: ¿Es útil esto para mí? ¿Me aporta algo positivo? ¿Y qué me impide conseguir ese algo positivo que me aporta esta rutina?

Sin cuestionarse uno la vida, es difícil que le encuentre un sentido a lo que hace. O que simplemente le encuentre un sentido a su vida. O, de otra manera, que comprenda si lo que hace está alineado con su propósito vital.

Para descubrir esto, considero muy importante bajar a la raíz de la acción, función, tarea o actividad que se está cuestionando, y observar, desde la neutralidad de un espectador ajeno, que pensamientos rondan a la persona justo en los momentos en que se dispone a prepararse  o iniciar esa tarea.

Esos pensamientos dicen mucho de la posición de la persona ante esa acción o función, y analizarlos y valorarlos puede permiterle descubrir cual es su actitud ante esa actividad:  es de Resignación? De víctima? De Culpabilidad? De Acusación? De Evitación? De Imposición? De Lógica? De amor? De Condescendencia? Autocomplacencia? Entusiasmo?

Acto seguido es importante cuestionarse: ¿Es esta la actitud más adecuada para mí? ¿Es esta la actitud que quiero mostrar ante mismo o ante las personas a mi alrededor cuando me dispongo a realizar esa tarea o actividad? ¿Quiero seguir mi vida enquistado en esa actitud ante esa acción?

Si la respuesta es que sí, la persona ya sabe que esa acción o actividad está en línea con su propósito vital.

Pero si la respuesta es que no, quizás sea hora de valorar hasta que punto estamos alineados con nuestros propósitos vitales haciendo lo que hagamos.

La cuestión, en todo caso, no es que la vida no tenga un sentido, sino que lo que hemos hecho hasta el momento, no tiene sentido para lo que persiguimos en la vida.   http://clicktotweet.com/6ItBh

Anuncios
  1. Pedro
    20/06/2013 en 21:09

    Muy buena esta entrada, me ha gustado mucho.

    Gracias, Roberto.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: