Archivo

Archive for 30 julio 2013

¿De Qué Necesitas Estar Entretenido/a? – Como Bajar Tu Autoestima Buscando Entretenimiento –

 

mandosEs curioso que lo que llaman “Entretenimiento”, no es más que algo que el ser humano se ha inventado y que cumple la principal función de “Distraernos” de nuestras cadenas de pensamientos(Twittealo)

De hecho, “entretenimiento” tiene su término opuesto con “aburrimiento”, como si el no hacer nada o hacer más veces de lo mismo, llevara al aburrimiento.  ¿Y qué va a ser de aquellos momentos en los que la falta de actividades y distracciones nos permite conectar con nuestra consciencia más profunda para saber quienes somos realmente?

Como si necesitásemos de alguna manera alejarnos de nuestros mismos pensamientos.

Y me pregunto yo: ¿Para qué necesitamos estar alejados de nuestros pensamientos? ¿Por qué muchas personas sienten esa necesidad de no prestar atención a lo que piensan? ¿Qué perseguimos haciendo esto? ¿Qué obtenemos a cambio?

Haciendo esto es como si asumiéramos que hay una parte de nosotros que no queremos, que no deseamos, de la que queremos estar lejos…

¿No estaremos renegando y rechazando así a nosotros mismos (o al menos una parte de nosotros mismos)?

¿Hasta tal punto no nos gustamos  a nosotros mismos, como para no querer ver y mirar hacia dentro?

¿No estaremos huyendo de nuestra propia naturaleza? 

Y si esto fuera así, ¿es esto un hábito saludable para nuestro equilibrio psico-fisico-emocional?

“Por favor, distraedme de estas reflexiones porque acabo de descubrir que yo mismo (o una parte de mi, aquella que piensa) soy el peor enemigo de mi mismo”. (Twittealo)

¡Qué bárbara auto-destrucción del YO estamos poniendo en marcha con tratar de rechazar o ignorar una parte de nosotros!

Curioso, pero toda nuestra sociedad, gira alrededor del “Entretenimiento”: Cines, Teatros, Libros, Televisión, Discotecas, Pubs, Clubes , Conciertos, Ciudades de Vacaciones, Parques Temáticos, son todos conceptos relacionados con el “Entretenimiento”.

Con todo esto me pregunto también: ¿Qué necesidad del ser humano se esconde tras el hecho de buscar estar entretenido? (Twittealo)

Y llego a la conclusión que no es cuestión de aburrimiento, sino de que ante el silencio exterior, el ruido interior toma el protagonismo, llevandonos a la toma de conciencia de que no sabemos mucho sobre nosotros mismos (Twittealo): que somos principalmente ignorantes acerca de casi todo y que la gran mayoría de los conocimientos que adquirimos y de las creencias que decidimos seguir, no nos sirven de mucho, y que incluso, muchas de llas (aquellas generalmente menos flexibles y más arraigadas), incluso son contraproducentes, no hacen daño y nos hacen enfermar..

El entretenimiento no es más que un medio para poner en marcha de una manera fácil un mecanismo de defensa de nuestra propia autoestima.(Twittealo)  El Autoestima trata de defenderse del  miedo al sentirnos desamparados por la magnitud de la vida y la limitación en la que nosotros mismos nos encerramos con nuestra ignarancia enquistada en la “zona de comodidad” del “dame lo más fácil”. Y por eso busca entretenimiento: para no pensar. (Twittealo)

El entretenimiento es una experiencia personal que se basa en buscar fuera de nosotros mismos algo que nos proporcione una satisfacción efímera e nunca suficiente, capaz de compensar lo que no somos capaces de encontrar dentro de nosotros mismos: (Twittealo) en ocasiones porque no recibimos educación para siquiera buscarlo, y en otras porque es más fácil la inmediatez y comodidad del mundo material antes que la profundidad del del propio mundo interior.

Y no nos damos cuenta que el mismo pensamiento que subyace esa acción de buscar “entretenimiento”, es lo que nos hunde más en nuestra propia falta de autoestima, y que finalmente nos hace enfermar, fisica, mental o emocionalmente.

¿Cómo podemos creer en lo que viene desde fuera, como más merecedor de nuestro respeto y atención, si por otro lado no somos capaces de creer primero en nosotros mismos? (Twittealo)

Anuncios

La Seriedad de la Risa: Una Poderosa Herramienta De Transformación

Era tiempo que quería formarme y hacer un taller de Risoterapia y finalmente tuve la oportunidad en las Jornadas de Consciencia Activa que tuvieron lugar en Totana en el fin de semana del 12 al 14 de Julio.

El taller fue impartido por el Genial Cristian Herrera, psicólogo y payaso, un profesional que muy hábilmente mezcla la terapia psicológica clásica con el arte de hacer reír a los demás, pasando por las visualizaciones con PNL, y citas de Psicología Positiva, en un continuo ir y venir de intenciones paradójicas.

Con todo que la actividad impartida inició con una gran risa suya en mi cara, justo al comienzo, cuando ante la pregunta “Quien inventó la Risa?”, yo contesté rápidamente diciendo: – “Aristoteles”, refiriéndome sutilmente a los famosos ensayos del filósofo griego sobre la Risa que, en la Edad Media, fueron prohibidos porque contribuían a liberar a las personas de ese miedo y control en el que los señores feudales y la iglesia tenían interés en mantenerles, tal y como cuenta Umberto Eco en el libro “El Nombre de la Rosa”.  

La sala respondió a esto con una sonante risa, imagino debida al hecho de pensar que es muy difícil que un filósofo clásico como Aristóteles, tan serio y profundo, podía tener que ver con algo como la Risa, una actividad humana comúnmente considerada más simple y tan poco asociada a, la profundidad y la seriedad de la conciencia.

Sin embargo Cristian tuvo ocasión de  desmentir, a lo largo de la jornada, esa creencia común, demostrando que se puede ser profundos y a la vez reír.

IMG_9512

De Cristian, cuyo nombre lleva implícito tanto la RISA (cRIStiAn) como la iluminación de Cristo, me quedé con un enfoque de intervención muy brillante, según el cual lo que llamamos locura puede en ocasiones ser una gran revelación, o una actitud nueva y rompedora, con la que una persona puede ser llamada “Loca” simplemente por pensar distinto del rebaño (De hecho, no eran pocos los que consideraban a Cristo como un “loco” en su época).

Cristian resume todo esto en una frase: “La Locura lo-cura”.

Esto es uno de los mensajes más fuertes que ha transmitido este Psicólogo a lo largo del taller, atribuyendo más bien el malestar psicológico y emocional a esos automatismos que nos llevan a vivir con extrema seriedad todas nuestras experiencias, hasta transformarlas en problemas.

Y acerca de ello Cristian es tajante: “La Consciencia es Incompatible con la Seriedad”. Con esto Cristian demuestra muy hábilmente que “La intención de tomarse la conciencia con seriedad, es incompatible con la felicidad”, puesto que significa abandonar la consciencia del presente en virtud de un sistema de creencias que nos llevan irremediablemente al juicio, y a juzgar una situación como “buena” o “mala”: y a estas alturas, los lectores de este blog tenemos muy claro que el Juicio es uno de los mecanismos más útiles para alejarse la persona de experimentar el presente tal y como es.

Y cuando una persona se aleja del presente, de alguna manera está rechazando la experiencia o las experiencias que la vida le brinda, hasta desarrollar el deseo de no vivirlas o de no vivir.

Es así como Cristian llega a hablar de Depresión. Para Cristian, la Depresión no es una enfermedad, sino que puede incluso entenderse como un regalo que nos brinda la vida, para hacernos dar cuenta de que tenemos que tomar las riendas y la responsabilidad de nuestra vida, para provocar los cambios necesarios para dirigirnos hacia donde realmente queremos: la depresión para Cristian es simplemente una “Condición humana en la que una persona experimenta y vive algo que no quiere o no desea”: con ello, he de entender que la depresión ocurre cuando una persona rechaza una condición en la que se encuentra, rechaza sus propias circunstancias, o rechaza a sí mismo dentro de esas circunstancias que irremediablemente siente que no puede cambiar.  

Y tomar la riendas y la responsabilidad no está necesariamente reñido con la seriedad, sino con desarrollar la capacidad de ilusionarse por el simple vivir, así como hacen los niños.

Cristian, en su intervención, menciona que según unos estudios realizados, un niño puede reír hasta 300 veces en un día, mientras que los adultos de promedio lo hacen solo unas 60 veces. Cristian menciona que incluso hay adultos que pueden pasar uno o más días seguidos sin una sola risa, lo cual me hace pensar en lo que esto puede conllevar en el enquistamiento en emociones negativas o en una simple y amarga apatía refractaria de toda emoción ilusionante.

Es más, insiste Cristian, si queremos ser profundos no tenemos porque tomarnos las cosas con seriedad, pudiendo buscar la risa y la alegría en situaciones que llegan hasta lo más profundo del corazón de una persona, haciendo alusión a como el artista y cineasta italiano Roberto Benigni, aborda el “drama” del holocausto en la película “La Vida es Bella”.

Aún así, Cristian simplemente ofrece una visión posible de cómo afrontar la vida, tratando de no imponerla sobre otras, y ofreciendo alternativas paradójicas incluso a aquellas personas que se resisten a todo esto y siguen considerando que para llegar hasta lo más profundo de la conciencia, es necesario hacerlo desde la seriedad.

Dirigiéndose a estas personas, Cristian cambia radicalmente su enfoque para adaptarlo a estos posibles interlocutores, en un giro genial a lo más puro estilo de Groucho Marx, cuando decía:

– “Señores, estos son mis valores, pero si no les gustas, tengo otros”, y declara:

– “¡Entonces, la risa es una de las pocas cosas serias de la vida!”.

Y reflexionando “seriamente” sobre ello dice:

“El viaje a la felicidad inicia con ser conscientes de tener la libertad de poder reír cuando uno quiere”, que es muy distinto de entender la risa como algo a lo que recurrir solo cuando las situaciones lo dictan o lo consideran posible”.

Esto me recuerda lo que decía Viktor Frankl acerca de la libertad humana cuando afirmaba que “La única libertad que tiene el ser humano, es la de poder cambiar el juicio que hace acerca de una experiencia, si lo desea, en ese momento extremadamente corto que se sitúa entre las sensaciones que obtiene de esa misma experiencia, y el estado de ánimo que genera acerca de ese mismo juicio”

Por esta razón, la reflexión de Cristian, me hace pensar que la falacia habitual consiste en considerar la risa como una consecuencia de una situación, y por tanto la consecuencia de algo que sentimos que no podemos controlar, mientras que Cristian nos ha demostrado a lo largo de las 4 horas de taller, que podemos iniciar a considerarlo como una consecuencia de la voluntad de las personas que, al sentirse libre de hacerlo, controlan su risa y se permiten expresarla, independientemente de las situaciones.

Para Conocer mejor a Cristian, se puede visitar la web: www.cristianherrera.com  

Con Este Post Celebramos El Mismo día 100 Publicaciones y 300 Seguidores

Un fuerte agradecimiento a todos los lectores y personas que han puesto interés en este Blog, leyendo, compartiendo o invitando a otros a sucribirse.

Hoy 5 de Julio de 2013 tras un año y 5 meses desde su apertura, con limitados pero muy cualificados medios, este blog ha conseguido en el mismo día que coincidiese la publicación del post #100, junto con la suscripción del seguidor #300.

En una año hemos conseguido publicar un post cada 5 días de promedio, y obtener una suscripción cada 3 días.

Quizás a muchos esto le parezca poco, pero yo soy de los pocos a los que le parece mucho.

Gracias a Todos.

Fdo.

Roberto Crobu.

Categorías:Otros Etiquetas:

Coaching: El Sentido De Tu Vida No Lo Determina Lo Que Haces, Sino Lo Que Piensas Mientras Lo Haces

 

El Sentido De Tu Vida No Reside En Lo Que Haces Sino En Lo Que Piensas Mientras Lo Haces

En más de una ocasión puede que te hayas sentido ante la imperiosa necesidad de hacer algo orientado a un fin específico.

Puede incluso que si repasas tu agenda de actividades diarias y la analices, acabes por no encontrar hueco temporal alguno entre actividad y actividad.

Si esto te ocurre, sin duda quiere decir que eres una persona muy atareada.

Y puede atribuyas esta gran implicación en tantas actividades como una consecuencia necesaria de tu actividad personal o profesional, y que lo vivas entonces como una obligación “impuesta” por tus circunstancias.

Sin embargo no son tus circunstancias las que determinan tu agenda, sino lo que tu consideras que son tus circunstanciashttp://clicktotweet.com/QpXLo : es decir lo que tú decides priorizar en todo momento, de acuerdo con la importancia que atribuyes a cada cosa.

Por eso, si crees que “te falta tiempo” quizás no es cuestión de “falta de tiempo”: el día dura 24 horas para todos, incluso para ti. http://clicktotweet.com/d9Ii3

La cuestión es más bien de lo que decides hacer con ese tiempo: como tú decides “rellenar” esos vacíos, y lo que tú decides incluir en ese “contenedor” de actividades que realizas cada día, y que es el tiempo que tienes a disposición.

Si eso te puede ayudar, puedes visualizar el tiempo como una bolsa de monedas (por ejemplo 24 monedas de una hora o 96 monedas de un cuarto de hora).

Ahora bien, cada actividad que tú decides realizar a lo largo de tu día, es como si estuvieras comprando el tiempo necesario para realizarla, gastando de esas monedas el equivalente para disponer del tiempo que tu estimes necesario para su realización.

Hasta ahora estamos hablando del por qué hacemos ciertas cosas y rellenamos ese tiempo, pero ¿qué es del para qué?

¿Te has planteado alguna vez para qué haces lo que haces? http://clicktotweet.com/7W04j  ¿Qué sentido último tiene en línea con tu propósito vital? ¿Está  alineado eso con tu propósito vital? ¿Tienes un propósito vital?

Porque lo que da sentido a tu vida no es lo que hagas en todo momento, sino el hecho de que lo que decidas hacer, te acerque más o menos a lo que consideras que es tu propósito vital.

Y todo esto no tiene que ver con las actividades que decidas realizar, sino con lo que piensas acerca de esas actividades, justo en el momento previo y durante su realización.

Si entiendes que las actividades a las que tú has dado prioridad solo son “obligaciones” marcadas por lo que entiendes que son tus circunstancias (es decir lo que piensas que te ha tocado hacer en la vida), puede que existan otras actividades que con más facilidad te puedan acercar a tu propósito vital y que estés dejando de lado.

Entonces ¿Qué es lo que te impide re-establecer la distribución de agenda de una manera más acorde a tus prioridades? http://clicktotweet.com/AQd0f  Contestando a esta respuesta, no te engañes. Hasta ahora hemos demostrado que tú eres el dueño/a de tu tiempo.

En ocasiones tratamos de “rellenar” nuestros huecos temporales con actividades y actividades por realizar, como si eso fuera lo que diera sentido a nuestra vida. http://clicktotweet.com/dAZ91

El lema que seguimos en esas ocasiones suele ser: “cuantas más cosas hago, más habré aprovechado mi tiempo y mi vida”.

¿Pero están esas cosas alineadas con nuestros propósitos vitales?

Hacer por hacer, solo llena nuestros vacíos temporales,  pero no da necesariamente sentido a nuestra vida.    http://clicktotweet.com/XkGbZ

Nuestra vida iniciará a tener un sentido de plenitud cuando, a la hora de realizar las actividades, estaremos teniendo pensamientos relacionados no tanto con lo agradables o desagradables que serán esas actividades, no tanto con su mayor o menor obligatoriedad o necesidad, no tanto sobre otras cosas que nos gustaría realizar en su lugar, sino con lo importante que son esas actividades para acercarnos más a nuestros propósitos vitales.

Por esta razón, para dar sentido a nuestra vida, no es tan importante lo que hagamos, sino lo que estamos pensando acerca de lo que hagamos en ese momento: esto será lo que nos dará información acerca del si estamos bien alineados con nuestros propósitos vitales, o si es conveniente que revisemos nuestras prioridades.