Inicio > MIndfulness > ¿Mindfulness o Mind-Flow-Less? ¿Eres Mind-Full o eres Mind-Flow?

¿Mindfulness o Mind-Flow-Less? ¿Eres Mind-Full o eres Mind-Flow?

En mi práctica constante de la atención plena he meditado mucho sobre el término “Mindfulness”. La verdad es un término muy bonito, pero que no hace otra cosa que insistir en un concepto que es el de “mind”, es decir “mente”.

Lo que he podido comprobar en esta práctica es que es muy fácil “caer” atrapados en lo “mental” cuando la meditación puede llegar mucho más lejos y trascender incluso la mente, en un plano holístico que vá más allá de la simple simbiosis cuerpo-mente.

No me refiero a nada esotérico.

Practicando laMeditacion Deporte 1 atención plena es muy fácil acabar uno muy concentado en lo que hace. Pero la concentración no es lo mismo que la consciencia, puesto que la mente concentrada se fija en un solo punto y automaticamente excluye todo lo demás, mientras que la consciencia plena trascende todo esto englobando en la experiencia todas las sensaciones en todas sus facetas, conforme vengan, conforme se manifiesten, abrazándolas conforme fluyan, sin necesariamente quedarse o identificarse con unas concretas. Decía Osho al respecto que “La concentración es la mente que se estrecha, mientas que la consciencia es la mente que se abre” (Click para twuitear).

Cuando el mindfulness se practica no con atención-concentración, sino con atención consciente, se acerca el concepto de mindfulness al concepto de Flujo (M. Czyksentmihaliy) tanto en lo que se refiere a la experiencia práctica como al juego fonético de las dos palabras (mindful y mindflow).

Pero en efecto, cuando nos encontramos “fluyendo”, pese a ser plenamiente conscientes, experimentamos precisamente la “ausencia” de la mente en lugar que su presencia: los pensamientos van y vienen, pero es como si no fueran nuestros y los estuviéramos contemplando desde la distancia. No nos sentimos identificados con la mente, con los juicios o con ciertas creencias: trascendemos todo esto. Trascendemos el plano mental. Por tanto, lo que experimentamos es más bien la “ausencia” de la mente en lugar de su manifestación y presencia. Ausencia entendida no como eliminación, sino como ausencia de influencia alguna por parte de ciertos pensamientos sobre nuestro estado emocional. Los pensamientos que llegan a manifestarse, no afectan a las emociones y se rescinde de alguna manera el triángulo de dependencia entre sensaciones-pensamientos y emociones.

En definitiva, se trata más bien de Mind-Less (del inglés: sin mente) y no Minf-Ful (que alude al término inglés “Full” que indicaría entonces: mente llena).

Si a todo esto añadimo el concepto de fluir en este estado, quizás sea más propio hablar de Mind-Flow-Less (= sin flujo mental) en lugar de Mind-Ful-Ness (en pleno flujo mental)

Y tú ¿practicas Mind-Ful-Ness o Mind-Flow-Less?

Anuncios
Categorías:MIndfulness Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: