Inicio > Coaching, Psicología > Creencias Limitantes, Auto-Determinación y Auto-Motivación

Creencias Limitantes, Auto-Determinación y Auto-Motivación

Tanto que creas que sí, como que creas que no, tienes razón. Así decía un sabio. Porque al fin y al cabo lo que mueve el mundo son las creencias (decía otro sabio).

Creer en algo es lo más poderoso para conseguir ese algo como lo es para conseguir su contrario, si se cree en lo contrario. Lo que al principio y al final cuenta es lo que uno cree.

FelicidadTras creer durante muchos años en las disciplinas motivacionales de la psicología clásica (me formé inicialmente como psicólogo industrial), me di cuenta que había casos de excelencia que salían de las leyes y teorías de esa psicología y los analicé y modelé (por ejemplo Viktor Frankl, o de Nelson Manela, o de Gandhi, o de deportistas como Michael Jordan, Alex Zanardi, Edurne Pasaban, u otras personas que han conseguido superar enfermedades y dificultades muy graves). A todos ellos les une una actitud que yo llamo de auto-determinación, basada en el auto-abastecimiento de motivación generada por la pura y profunda alineación con valores fuertemente arraigados a un propósito vital por el que dejar en segundo plano (casi) cualquier otra cosa, ante la consecución de ese propósito: una actitud centrada en sentirse como únicos responsables de la creación de su propio destino (para bien o para mal) y que deja solo bajo su propia responsabilidad y compromiso, el hecho de actuar en coherencia con esa creencia.

Si crees que lo de fuera es tan poderoso como para motivarte o desmotivarte, entonces dejarás que lo de fuera te motive y te desmotive a su antojo. Si crees que solo tú eres dueño de lo que sientes y te sucede, entonces solo tú decidirás que es importante y que no lo es. Del mismo modo, si crees que no puedes conseguir algo debido a tus circunstancias, al final no lo conseguirás (posiblemente ni lo intentarás) achacando la causa de tu fracaso, malestar, o descontento a esas circunstancias. Esto es tremendamente desalentador porque te anclarás a una actitud de indefensión por la que estarás diciendo a tu subconsciente que no controlas tu vida, o mejor dicho, no controlas como tu afrontas esa vida. Esto te hará sentir poco poderoso, nada inspirado y más desmotivado puesto que te preguntarás a ti mismo/a: ¿para qué intentarlo si al final no depende de mí conseguirlo….

A todo esto se puede dar un giro de actitud porque lo importante no está al final sino al principio: no es tan importante lo que se pueda conseguir al final, sino como planteamos el principio de nuestro actuar. Si crees que solo en ti está la voluntad de afrontar esas circunstancias para conseguir algo diferente, independientemente de la circunstancia, entonces actuarás por encima de esa u otra circunstancia.

Esto último responde a la actitud de auto-determinación con la que las personas funcionan cuando están alineadas con su propósito vital. James Allen decía que Las circunstancias no hacen al hombre, pero lo revelan (en cuanto le ponen delante de la oportunidad de auto-determinarse, o dejarse llevar, desvelando así su propia naturaleza). Del mismo modo Nietsche decía quien tiene un por que (o un propósito) soporta cualquier como (es decir la circunstancia). Y finalmente Viktor Frankl decía que Quizás no puedas elegir todo lo que te sucede (las circunstancias) pero sí puedes elegir qué hacer con ellas.

En definitiva, si una persona cree que lo que más le motiva está fuera de sí, de sus posibilidades y de su control, caerá en el riesgo o falacia de dejar entonces que sean cosas ajenas a su voluntad las que determinen su mayor o menor nivel de motivación.
Si una persona cree que lo contrario, con más posibilidades se sentirá dueña de su destino como para perseguir su propósito vital con auto-determinación. Y que lo consiga o no, no tendrá porque alterar su actitud o su estado de felicidad, puesto que no hay condición más feliz que la de haber hecho todo lo que depende de uno mismo y haber aprovechado las circunstancias a disposición (sean las que sean) para darse la oportunidad de alinearse con un propósito vital coherente con los valores y principios de esa persona.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: