Archivo

Archive for 16 julio 2014

Sesiones Libres de Mindfulness Para Reducir El Estrés

Desde Öptima Coaching y en colaboración logística con el CEEIM (Centro Europeo de Empresas e Innovación) de Murcia, situado en el Campus Universitario de Espinardo (Murcia) se ha puesto en marcha la iniciativa Mindfulness Afterwork Sessions.

Se trata de sesiones libres que se realizan en horario posterior a la jornada laboral que tienen como objetivo reducir la carga de factores de riesgo psicosociales del trabajo que influyen en el estrés y la ansiedad.

No podía ser otro lugar que el Centro de Empresas de Innovación de Murcia, quien albergara tan bienvenida e innovadora iniciativa.

Toda la información está presente en la web de Öptima Coaching, aunque se adjuntan abajo más detalles.

FECHAS Y PROGRAMACIÓN
Grupo Único. Los Lunes de 19:00 a 20:30 del 6 de Octubre 2014 a Junio 2015
CEEIM – CAMPUS UNIVERSITARIO DE ESPINARDO (Murcia)

TARIFA:
Matriculación: 40€ (Pago Único) + IVA
Mensualidades: 40€/ Mes + IVA

DESCUENTO:
2º Mes Gratis para inscripciones anteriores al 31/07/2014.

INSCRIPCIONES:
T. 665 536 059.
Realizar Pago de Matrícula + Primera Mensualidad (40 + 40 = 80€ + IVA = 101€) a CC Bancaria: CAJAMAR ES44 3058 0277 44 2810012152 específicando Nombre y Apellidos.
Enviar Mail a: secretaria@optimacoaching.es con nombre, apellidos, teléfono, e-mail y recibo de pago de matrícula y primera mensualidad.

DESCRIPCIÓN:
Piedra Zen Tras una actividad de intenso trabajo físico, los deportistas suelen terminar con sesiones de “descarga”, con el fin de aliviar los efectos musculares que ésto puede producir en el resto del día.

si entendiéramos a la mente como un gran “músculo” ¿por qué no pensar en la necesidadFlor de Loto 1 de realizar sesiones de “descarga” de tensión y estrés tras actividades de trabajo que suponen una alta carga psico-emocional?

Las sesiones de Afterwork de Mindfulnes están diseñadas precisamente para este fín. De hecho, según una investigación que está ultimando Öptima juanto con la Universidad de Murcia, el Mindfulness reduce la ansiedad y la tendencia a la preocupaciones, e Incrementa auto-eficacia y compromiso (engagement).

Ser capaces de dejar las preocupaciones de trabajo fuera de la puerta de casa a la hora de volver después de una jornada laboral es una de las mayores dificultades por parte de personas que viven con Estrés el trabajo que realizan.

En más de una ocasión estos colectivos tienen dificultad en descansar en casa y se presentan al trabajo al día siguiente con una carga residual que merma su capacidad de tolerancia a nuevos problemas e incidencias de la jornada que les espera.

Disponer de una técnica y una metodología para facilitar y promover el hábito saludable de “Desconectar” del trabajo para “Bajar las Revoluciones” no pagar en familia ciertas frustraciones del trabajo, y “Recargar las Pilas” para re-iniciar al 100% el día siguiente, puede representar para la empresa una oportunidad de contribuir a un mayor rendimiento de personas y equipos, mejorar el clima de trabajo, y cumplir con la política de Responsabilidad Social Corporativa.

Estas sesiones de Afterwork con Mindfulness están diseñadas específicamente para la Reducción del Estrés producido por Cargas de Trabajo Cognitivas, Sensoriales, Cuantitativas y Físicas de trabajos rutinarios y/o frenéticos, la mejor gestión de las Exigencias Psicológicas Emocionales provenientes de problemas de trabajo ligados a la Calidad del Liderazgo, conflictos interpersonales por la falta de Estima y malestar por ambientes de trabajo tensos y negativos.

Fuente: http://optimacoaching.es/coaching_murcia/mindfulness-afterwork-sessions/

Categorías:Eventos, MIndfulness Etiquetas: , ,

¿Consiste La Felicidad En Hacer Lo Que Uno Quiere?

“La felicidad consiste en hacer lo que uno quiere, que no significa hacer lo que a uno le da la gana”.

Hacer lo que a uno le da la gana es simplemente actuar en base a la voluntad y disposición del momento, desconectados de una línea que otorgue coherencia y sentido a lo que uno hace: en un momento apetece hacer una cosa y se hace; en otro momento apetece hacer lo contrario, y se hace con la misma de cambio. Esa incoherencia, a la larga influye en nuestro estado de ánimos ya que subconcientemente mandamos un mensaje a la mente de que actuamos sin rumbo y que nuestra vida carece de un sentido que vaya más allá del puro edonismo del momento.

La gran mayoría de personas que he atendido aquejadas por infelicidad, suelen situarse en este primer enfoque de vida, mientras que las personas que he podido conocer y de las que he podido comprobar un alto nivel de felicidad, suelen actuar desde otro enfoque vital relacionado con hacer lo que uno quiere, no lo que le da la gana.

La felicidad consiste en hacer lo que uno quiere
Hacer lo que uno quiere tiene que ver con definir claramente cuales con las prioridades y los objetivos de la persona, tener un fin, un propósito, actuar dentro de un marco de valores principios y finalidades por los que tenga sentido cada una de las acciones que la persona emprende. Esto puede suponer que en un momento dado sintamos que “no tengamos ganas” de hacer algo concreto, pero acabaremos motivados en hacerlo porque esa acción cumple con un propósito final claramente definido. También puede que pase que con el tiempo el propósito que inicialmente se defino, ya deje de tener sentido en función de nueva información que la persona adquiera y que cambie de alguna manera su paradigma, es decir el marco de valores y creencias que dan sentido a lo que hace: cambiando entonces el paradigma, posiblemente dejen de tener sentido ciertas acciones y así inicie a actuar de una nueva manera, en todo caso, siempre acorde con ese nuevo marco.

Bien, ser felices tiene que ver actuar bajo este segundo enfoque, teniendo la consciencia de que se está actuando en todo momento desde la libertad y autonomía, teniendo la oportunidad de perfilar lo que uno desea para su vida desde la actitud de auto-determinación en este mundo.

Pero, para lograr ser felices no basta tener claro este propósito, sino también tener claro el hecho de que la acción no tiene porque conducir necesariamente a unos resultados esperados: la felicidad no reside en los resultados, sino en la oportunidad de actuar con el fin de conseguirlos.

De hecho, es muy frecuente que por actuar de una manera, pre-configuremos nuestro universo en base a unas expectativas que surjan de esa intención de actuar, y que nos identifiquemos con esas expectativas hasta fusionarnos con ellas, confundiendo expectativas con acciones, acciones con resultados, resultados con objetivos, objetivos con deseos y deseos con derecho a su disfrute. Tergiversando nuestro propósito e intención inicial, acabaremos actuando sintiendo el derecho de que ocurran ciertas cosas que esperamos o deseamos : ¿Qué pasa entonces si lo que pre-configuramos desde nuestra expectativa acaba por no suceder? ¿Cómo nos sentiremos? ¿Qué haremos desde ese sentir y esa emoción?

Definitivamente es importante concluir y añadir que “La Felicidad consiste en hacer lo que uno quiere, no en conseguir lo que uno desea”.