Inicio > Coaching, Psicología, Recursos Humanos > Esto No Tiene Solución

Esto No Tiene Solución

Cadena ¿Cómo? ¿Estás seguro de lo que dices? ¿Tienes idea de la implicación de esta afirmación tuya? ¿Tienes idea de las consecuencias que puede tener para los demás que les mientas con esta afirmación? ¿Eres consciente de que, con esto, estás mintiendo o mintiéndote a ti mismo y, posiblemente causando daño a los demás?

Estas preguntas están dirigidas a todos aquellos lectores que en algún momento hayan recurrido a esta frase tan sumamente mentirosa, desmotivadora, y dañina.

Y a aquellos profesionales que además la hayan usado como diagnóstico en su trabajo. A ellos se les podría decir que además de ser una frase mentirosa, desmotivadora y dañina, no es más que una señal de su falta de profesionalidad y del peligro que está suponiendo su actividad para los demás.

Con esto no me quiero dirigir a nadie o nada en concreto, pero sí aprovechar para reflexionar sobre las implicaciones que ciertos errores de pensamiento (personales o ajenos) pueden suponer en nuestras vidas.
Porque la frase “Esto no tiene solución” es una gran falacia y mentira. Porque una cosa es decir que algo no tiene solución, y otra lo es el hecho de admitir uno su incapacidad de encontrarla, o de declararse incompetente para intentarlo. Y la verdad es que solemos recurrir más a la primera opción antes que a las otras.

Bruce Lee

Usar la frase “Esto no tiene solución” es afirmar una sentencia concluyente y tajante: inmutable. ¿Acaso disponemos de la audacia y seguridad de que esto vaya a ser así para siempre? ¿Acaso tenemos la arrogancia de posicionarnos en el lugar de un todopoderoso como para sentenciar esto? ¿No será más bien que no conocemos al momento la forma de encontrar esa solución? Entonces, ¿No será mejor decir: no sé como darle solución a esto?
Si la humanidad se hubiese anclado a este pensamiento limitante, no habríamos llegado al día de hoy sabiendo volar o, por ejemplo, sabiendo comunicar instantáneamente de una parte a otra del mundo por medio de un dispositivo electrónico.

EinsteinImaginemos si Einstein se hubiese parado ante uno de sus cálculos previos a la teoría de relatividad diciendo: “Esto no tiene solución”.

O si quienes lograron hacer volar el primer avión, se hubieran parado ante uno de sus primeros intentos fallidos diciendo: “Esto no tiene solución” ¿Hubiera esto impedido que otros lo lograran?

Porque una cosa es decir que algo no es posible, y otra es el hecho de no disponer todavía de la tecnología para lograrlo. Una cosa es decir que un fenómeno es científicamente imposible, y otra es decir que la ciencia todavía no sabe explicar ese fenómeno, o que la farmacología todavía no haya encontrado el medicamento a ese problema.

Por eso, decir “Esto no tiene solución” no solamente es manifiesto de no admitir una persona que no sabe que hacer o como hacerlo, sino una falta de consideración hacia los que dependen de su opinión porque les quita muchas energías e ilusión como para seguir intentándolo de otra manera o con otras ayudas. Es ponerles trabas, dificultar su búsqueda, y desanimar: porque el hecho que nosotros no seamos capaces de encontrar solución, no impide a otros la posibilidad de conseguirla.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: