Inicio > Coaching > ¿Cuál es la frontera entre el Coaching y la Intervención Psicológica? 2 Sesiones

¿Cuál es la frontera entre el Coaching y la Intervención Psicológica? 2 Sesiones

Muchos coaches y formadores en coaching, afirman que hacer coaching no es hacer psicología, muchas veces desde el desconocimiento, confundiendo el territorio tan amplio de la psicología con la mera intervención clínica, y desde la falsa creencia de que por psicología solo se entiende la terapia.

En efecto, el coaching no es terapia, pero sí es psicología puesto que trabaja sobre las creencias y las conductas del ser humano, las emociones, y la adquisición o el cambio de hábitos.

¿Entonces como podemos marcar el límite entre lo que es el coaching y la intervención psicológica, o incluso esa modalidad de coaching que solo aplican los psicólogos que se llama “coaching psicológico”?

Linea Roja

En mi opinión esa frontera no existe porque todo coaching es psicología.

Aún así, en el supuesto de quererle “poner puertas al campo”, si tuviera que elegir un elemento suficientemente claro y evidente, como indicador de que se está pasando la delgada línea del coaching ejercido por un no psicólogo, y el coaching ejercido por un psicólogo, o incluso la intervención terapéutica en psicología, me fijaría en el número de sesiones necesarias para generar un cambio de habito o la adquisición de un nuevo hábito por parte del coachee.

Desde este punto de vista, un proceso de coaching que no requiera de la intervención de psicólogo/a debería resultar muy fácil de aplicar, basándose solo en tres o cuatro herramientas cuya aplicación conlleve necesariamente a la obtención de resultados (análisis de situación o rueda de la vida, establecimiento de objetivos o grow, plan de acción, y revisión del plan con preguntas poderosas).

Un coaching ejercido por un no psicólogo no debería implicar dificultades por parte de un cliente para ejecutar un plan de acción adquiriendo los hábitos necesarios o deshaciéndose de aquellos que quiera abandonar: cada sesión debería proceder por su curso sin bloqueos o resistencias por parte del coachee.

En el momento en que hubiese algún bloqueo o resistencia que impida proceder adelante en una sesión o que requiera volver atrás en proceso, o que haga que el proceso se estanque en más de dos sesiones sobre el mismo punto, con el coachee que presenta dificultades para afrontar y superar esa parte del plan de acción, se puede considerar señal más que evidente de la necesidad de tratar ese tema desde el coaching psicológico o incluso desde la intervención psicológica. Y desde luego la conveniencia por parte del cliente de terminar el proceso y cambiar de coach y pasar a un/a coach con perfil psicológico.

Anuncios
Categorías:Coaching Etiquetas: ,
  1. 02/07/2015 en 10:04

    El coaching es una estrategia psicológica en modificación de la conducta. Profesionalmente es competencia del psicólogo, aunque es verdad que ciertas herramientas de coaching se puede utilizar como estilo de liderazgo o habilidad aprendida. En esta línea, definir los límites de su aplicación en este segundo caso es un trabajo que tenemos que hacer los psicólogos para sentar base y esclarecer el panorama.

  2. Tania Estapé
    27/06/2015 en 18:28

    No se puede respetar la profesión de los psicólogos cuando se inventa una que pisa claramente sus competencias y además la pueden ejercer personas ajenas a esta formación. Lo siento pero ya bastantes obstáculos tiene que saltar la psicología como para que encima nos vengan con otros profesionales que hacen cosas “muy distintas” pero que nos quitan terreno. Eso si, nosotros tenemos que pagar por acreditaciones, títulos y todo lo demás, lo siento, no juego a eso.

  3. 26/06/2015 en 18:37

    Bajo mi punto de vista no hay que confundir a la gente con este tema. Un Coach no tiene ni tendrá nunca la amplia formación y conocimientos sobre la mente y el comportamirnto humano que tiene un psicólogo. Un psiólogo dispone de una licenciatura y es conocedor de múltiples herramientas, estrategias o técnicas que permiten trabajar sobre cualquier problemática relativa a la salud mental. No sólo se trabaja sobre aquellas dificultades del día a día sino que también somos especialistas en trastornos mentales. Como psicóloga y Coach creo que síque existe una amplia frontera entre ambas profesiones y, desde un primer momento, hay que dejárselo claro al coachee (cliente/paciente). Sin desmerecer el trabajo que hacen los Coachs (entre los que me incluyo) solo espero que se respete la profesión de los psicólogos y se evite el intrusismo profesional.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: