Archivo

Posts Tagged ‘Amor’

Las Decisiones Siempre Son Emocionales: Entonces Elige Desde Emociones Positivas Para Obtener Resultados Positivos

Caras 7

Las decisiones siempre son emocionales: o al menos detrás de ellas subyace una componente emocional significativa.

También es cierto que habitualmente es difícil que florezca algo positivo de emociones negativas: el miedo trae huida, la rabia conflictos, la tristeza a la pasividad, etc.

Realizadas estas premisas, cada vez me veo más cerca de las emociones y menos de las razones….

Suena cada vez más frecuente en mí la pregunta de coaching: “¿Quieres tener razones o quieres tener soluciones?”.

Y Cuando vamos hacia las soluciones, las emociones están ahí. Según un estudio realizado hace varios años por el Dr. Moravian de la Universidad de UCLA, el contenido semántico (es decir el contenido en sí) de un mensaje, concurre solo en un 7% en el convencimiento del propio interlocutor.

Haciendo un salto especulativo suficientemente amplio, partiendo de ese estudio, podríamos decir que las razones lógicas solo concurren en un 7% en convencer a una persona a tomar una decisión.

Ya son varios los episodios de Redes de Eduard Punset en los que varios investigadores demustran que la toma de decisiones es más emocional que racional. Lo que ocurre es que luego usamos la famosa “Racionalización” Freudiana como mecanismo de defensa que sirve para “disfrazar” la ilusión o el miedo (emociones que subyacen a la toma de decisiones), de sensatez racional.

Y lo de escuchar el propio cuerpo antes de la toma de decisiones es fundamental ya que toda emoción siempre deja un rastro de reconocimiento en el cuerpo.

Ocurre pero que en la empresa “racionalizada” donde todo tiene que responder a unos cálculos lógicos que sirvan de razones para justificar una decisión u otra, en ese esmero por la justificación y la necesidad de comprensión lógica de los fenómenos, acabamos por desconectarnos de nuestro cuerpo y de nuestras emociones.

Acabamos así en un “limbo” intelectual, emocionalmente castrados, mintiendonos a nosotros mismos para justificar una decisión tomada en base a creencias y pensamientos lógicos que otros promueven en sus “anuncios de televisión” y que nosotros compramos, usamos y asumimos como “leyes universales e irrefutables de la naturaleza humana y empresarial”, hasta el momento en que vengan otros a vendernos mejores productos, o la vida nos de una bofetada en la cara enseñándonos su “cruda” realidad (la ascensión de hitler al poder no fue nada ajena a este mecanismo, y la crisis cuyas consecuencias padecemos ahora, no es otra cosa que una crisis de valores debida a alejarnos gradualmente de nuestra naturaleza humana, empujados hacia una progresiva visión materialista, racionalizada y monetizable de la realidad).

Peor aún es cuando presas de ese afán calculador y racional, creemos estar en posesión de la razón y no prestamos atención alguna a los mensajes que nos envía nuestro cuerpo, diciéndonos que la decisión que estamos tomando no está siendo nada congruente con el núcleo más íntimo de nuestras emociones, que siempre, por necesidad, son coherentes con nuestras creencias y valores más arraigados.

Acabamos como aquellos que esgrimen los argumentos de sus tesis como verdad absoluta, solo porque han conseguido validarlas cientificamente con una metodología específica, o clinicamente testada, sin darse cuenta de que la razón uno nunca la tiene, solo se la dan.

Pero, a fin de cuentas, puestos a analizar y buscar y darle una y más vueltas, en el cálculo lógico racional de lo que queremos y no queremos, siempre encontraremos razones para tomar o no una decisión, hasta el infinito.

Más vale entonces elegir con ilusión y amor.

Anuncios
Categorías:Sin categoría Etiquetas: , , , ,

Para Tener Un Día Agradable Solo Necesitas 4 Respuestas