Archivo

Posts Tagged ‘Autoestima’

¿De Qué Necesitas Estar Entretenido/a? – Como Bajar Tu Autoestima Buscando Entretenimiento –

 

mandosEs curioso que lo que llaman “Entretenimiento”, no es más que algo que el ser humano se ha inventado y que cumple la principal función de “Distraernos” de nuestras cadenas de pensamientos(Twittealo)

De hecho, “entretenimiento” tiene su término opuesto con “aburrimiento”, como si el no hacer nada o hacer más veces de lo mismo, llevara al aburrimiento.  ¿Y qué va a ser de aquellos momentos en los que la falta de actividades y distracciones nos permite conectar con nuestra consciencia más profunda para saber quienes somos realmente?

Como si necesitásemos de alguna manera alejarnos de nuestros mismos pensamientos.

Y me pregunto yo: ¿Para qué necesitamos estar alejados de nuestros pensamientos? ¿Por qué muchas personas sienten esa necesidad de no prestar atención a lo que piensan? ¿Qué perseguimos haciendo esto? ¿Qué obtenemos a cambio?

Haciendo esto es como si asumiéramos que hay una parte de nosotros que no queremos, que no deseamos, de la que queremos estar lejos…

¿No estaremos renegando y rechazando así a nosotros mismos (o al menos una parte de nosotros mismos)?

¿Hasta tal punto no nos gustamos  a nosotros mismos, como para no querer ver y mirar hacia dentro?

¿No estaremos huyendo de nuestra propia naturaleza? 

Y si esto fuera así, ¿es esto un hábito saludable para nuestro equilibrio psico-fisico-emocional?

“Por favor, distraedme de estas reflexiones porque acabo de descubrir que yo mismo (o una parte de mi, aquella que piensa) soy el peor enemigo de mi mismo”. (Twittealo)

¡Qué bárbara auto-destrucción del YO estamos poniendo en marcha con tratar de rechazar o ignorar una parte de nosotros!

Curioso, pero toda nuestra sociedad, gira alrededor del “Entretenimiento”: Cines, Teatros, Libros, Televisión, Discotecas, Pubs, Clubes , Conciertos, Ciudades de Vacaciones, Parques Temáticos, son todos conceptos relacionados con el “Entretenimiento”.

Con todo esto me pregunto también: ¿Qué necesidad del ser humano se esconde tras el hecho de buscar estar entretenido? (Twittealo)

Y llego a la conclusión que no es cuestión de aburrimiento, sino de que ante el silencio exterior, el ruido interior toma el protagonismo, llevandonos a la toma de conciencia de que no sabemos mucho sobre nosotros mismos (Twittealo): que somos principalmente ignorantes acerca de casi todo y que la gran mayoría de los conocimientos que adquirimos y de las creencias que decidimos seguir, no nos sirven de mucho, y que incluso, muchas de llas (aquellas generalmente menos flexibles y más arraigadas), incluso son contraproducentes, no hacen daño y nos hacen enfermar..

El entretenimiento no es más que un medio para poner en marcha de una manera fácil un mecanismo de defensa de nuestra propia autoestima.(Twittealo)  El Autoestima trata de defenderse del  miedo al sentirnos desamparados por la magnitud de la vida y la limitación en la que nosotros mismos nos encerramos con nuestra ignarancia enquistada en la “zona de comodidad” del “dame lo más fácil”. Y por eso busca entretenimiento: para no pensar. (Twittealo)

El entretenimiento es una experiencia personal que se basa en buscar fuera de nosotros mismos algo que nos proporcione una satisfacción efímera e nunca suficiente, capaz de compensar lo que no somos capaces de encontrar dentro de nosotros mismos: (Twittealo) en ocasiones porque no recibimos educación para siquiera buscarlo, y en otras porque es más fácil la inmediatez y comodidad del mundo material antes que la profundidad del del propio mundo interior.

Y no nos damos cuenta que el mismo pensamiento que subyace esa acción de buscar “entretenimiento”, es lo que nos hunde más en nuestra propia falta de autoestima, y que finalmente nos hace enfermar, fisica, mental o emocionalmente.

¿Cómo podemos creer en lo que viene desde fuera, como más merecedor de nuestro respeto y atención, si por otro lado no somos capaces de creer primero en nosotros mismos? (Twittealo)

Anuncios

Si Sabes Que Eres El Mejor ¿Para Qué Tanta Preocupación en Tener que Ganar? Disfruta con Competir

Si sabes que eres mejor

Lo que te dices a tí mismo/a tiene el poder de hacerte sentir triste o alegre: y solo tú eres quien puede elegir las palabras

Lo que te dices a ti mismo...

Como Ganar un Oscar en 10 Pasos: Tú También Puedes Ganar un Óscar Todos los Días

¡Qué bien vestidas iban en la alfombra roja la alfombra roja de Hollywood las estrellas del cine!:

¿habéis visto que bonito y flamante el pelo al aires de ese actor de hombros anchos cuyo nombre no recuerdo?

¿Y qué sugerente y voluptuoso el escote de esa actriz morena de piel tan lisa y aterciopelada?

¡Qué felices y que sonrisas cuando ganaban esa estatuilla brillante que agarraban con sus manos enérgicamente mientras la levantaban al cielo y sus ojo brillantes de éxito y felicidad transmitían en gotas de lágrimas doradas que habían llegado al momento de más felicidad, por lograr fama, reconocimiento profesional y ser fotografiados con miles de flashes!

Después de la gran borrachera de estatuillas doradas me surgió una pregunta cuanto menos inquietante:

¿Qué lleva a millones de personas estar delante de una pantalla que emite imágenes en movimiento de luce y colores donde aparecen otras personas a las que se les regala una estatuilla dorada?

Mi observación no es polémica: ni va dirigida ni a la estatuilla ni por la pantalla de luces y colores, sino al tiempo.

Me refiero al tiempo que muchos de nosotros gastamos en ocasiones en observar, movidos por la curiosidad, a personas que no conocemos a las que se les premia y se les otorga un reconocimiento profesional (como si lo necesitaran después de aparecer en miles de pantallas de cine a lo largo del año).

Muy bien: simplemente tomo consciencia de ello para formular la siguiente pregunta:

¿Y tú qué?

Los demás ganan un Óscar: ¿y tú que ganas?

¿Y las personas que te rodean y que son las que de verdad son importantes en tu vida que ganan?

Sabes observar como premian a los demás, ¿Y saber tu mismo premiarte? ¿Sabes ganar un Óscar? ¿Sabes que si lo quieres y te lo planteas puedes ganar un Óscar todos los días? ¿Sabes que tienes que hacer para ganar un Óscar todos los días?

Porque si no lo has descubierto todavía, tú eres el protagonista de la película de tu vida: el personaje estrella. Y es más: todos los días participas en muchas películas: en tu casa, en el trabajo, yendo de compras, con los amigos, conduciendo el coche, paseando por el parque…

No está mal que de vez en cuando mires las películas de los demás y como los demás (incluso sin conocerles) se llevan una estatuillas por su magnífica interpretación en sus propias películas…

Pero mi voz y mis palabras llegan hoy, aquí y ahora para recordarte de no olvidarte de tu película: de que mientras observas como los demás se llevan la estatuilla, tu película sigue rodando y gastando metros y metros de fotogramas en los que quizás, puede que acabes dejando el protagonismo a otros…

¿Quieres recuperar el protagonismo de tu vida?

¿Quieres sentirte tan feliz como esas personas agarrando con la mano un Óscar y sonriendo?

¡Entonces prémiate con un Óscar todos los días! Puedes hacerlo.

Es muy sencillo siguiendo los 10 pasos a continuación:

  1. Coge una libreta pequeña: usarás una página cada día poniendo su fecha.
  2. Al final del día siéntate en un rincón de tu casa tranquilo y seguro, donde puedas sentir que es tu espacio. Tomate en ese espacio tu tiempo (unos 15’).
  3. Cierra los ojos y céntrate en tu respiración.
  4. Mientras sientes y escuchas tu respiración visualiza la estatuilla del Óscar: será el Óscar a la mejor película. Repasa todas las películas en las que has participado a lo largo del día: revive esos momentos mirando lo que mirabas, escuchando lo que escuchabas, sintiendo lo que sentías y haciendo lo que hacías, y elige la que para ti ha sido mejor película del día. Ese será el Óscar a la mejor película.
  5. Mientras sigues sintiendo y escuchando tu respiración, visualiza otra estatuilla del Óscar: será el Óscar a la mejor interpretación. Repasa todas esas películas y observa tu “interpretación” en cada una de ellas: revive esos momentos mirando lo que mirabas, escuchando lo que escuchabas, sintiendo lo que sentías y haciendo lo que hacías. Ese será el Óscar a la mejor interpretación tuya. Serás en esa película el mejor actor/ actriz protagonista.
  6. Mientras sigues sintiendo y escuchando tu respiración, visualiza otra estatuilla del Óscar: será el Óscar al mejor actor/ actriz de reparto. Repasa todas esas películas y observa la interpretación de las personas que te han acompañado en cada una de ellas: revive esos momentos mirando lo que mirabas, escuchando lo que escuchabas, sintiendo lo que sentías y haciendo lo que hacías. Ese será el Óscar a la mejor interpretación secundaria. Con ese Óscar premiaras a esa persona dándole las gracias.
  7. Una vez tengas claros los 3 oscares, puede visualizarte a ti mismo/a en traje de gala subiendo a la alfombra y recogiendo la estatuilla, con tu pelo, tu sonrisa, tu brillo en los ojos: mira el brillo de esa estatuilla que se refleja en tus ojos mientras los flashes te deslumbran y mientras a tu alrededor suena la música de tu película mezclada con aplausos de distinta intensidad.
  8. Siente ese Óscar en tus manos, su textura y quizás dura, pero de formas suaves, mientras el oro al contacto con tus manos va cambiando su temperatura gradualmente hacia un tono templado y agradable: aprieta fuertemente la estatuilla mientras el candor del rincón de la habitación te devuelve los sonidos de tu casa y tu respiración te proyecta otra vez a abrir los ojos lentamente para encontrar esa libreta con un bolígrafo, donde escribirás los tres ganadores del Óscar y las películas correspondientes. Si quieres podrás también escribir tus sensaciones.
  9. Hazlo diariamente.
  10. Haz partícipe a los demás de tus películas y de tus Oscares.

Verás como poco a poco la película de tu vida cobrará más color intensidad, contrastes y te proyectará hacia una producción de película de finales felices y a una mayor calidad de vida.

Roberto Crobu – www.optimacoaching.es

Categorías:Sin categoría Etiquetas: , , ,