Archivo

Posts Tagged ‘Compromiso’

El Mindfulness MBET Reduce Ansiedad y Preocupaciones e Incrementa El Compromiso En El Trabajo

Piedras Equilibrio 1De los primeros datos de la investigación que estoy realizando en Mindfulness a través del Programa MBET (Mindfulness Based Emotional Transformation), en conjunto con la empresa Öptima Coaching y el Dpto. de Psicología Social y del Trabajo de la Universidad de Murcia, se perfila un primer avance de resultados muy interesantes.

La práctica del programa MBET, realizado y cumplido en un amplio porcentaje con respecto a las tareas y ejercicios que implica, ha devuelto información interesante acerca de las siguientes variables, calculadas sobre el conjunto de las mediciones promedias realizadas con los asistentes, mediante un modelo de investigación Test-Retest.

Baja la Ansiedad un 16% (Test BAI – Beck)

Baja el Nivel de Preocupaciones un 13% (Test PSWQ)

Incrementa el Engagement (Compromiso) en el trabajo un 12% (Test de Salanova y Schaufeli)

Los resultados, calculados sobre una muestra todavía no representativa de profesionales trabajadores y empleados de empresas, hacen presagiar la posibilidad de obtener una significatividad importante que otorgaría a la investigación una validación científica, en el supuesto de ampliarse a un colectivo más amplio y numeroso, e incentivan la necesidad de seguir investigando en esta línea.

El programa MBET consta de 10 sesiones de 2,5 horas de duración cada una en el que se imparte un temario específico sesión por sesión, basado en contenidos de Psicología Cognitivo-Conductual, PNL y Psicología Positiva, acompañado con el entrenamiento en técnicas de acercamiento y aproximación a la meditación Vipassana y a la realización de ejercicios de Qi Gong, una gimnasia  terapéutica perteneciente a la medicina tradicional china.

El 27 y 31 de Enero de este año iniciarán la 3ª y 4ª edición del Curso de Entrenamiento, cuyo programa, fechas y condiciones de asistencia y participación se pueden consultar en este enlace.

MINDFULNESS – Programa MBET (Mindfulness Based Emotional Transformation)

No Sabemos Que Hay Después Pero Sí Que Hay Un Después

No sabemos que hay despues pero si que hay un despues

Carta Abierta a un/a asistente que me dejó una nota muy conmovedora tras la ponencia en las JORNADAS CONCIENCIA ACTIVA , que siente que la tristeza se ha apoderado ella y aún así le da la bienvenida, la acepta y la agradece:

Lo que sientes ha crecido en tí como una articulación más de tu cuerpo: y te es útil para hacer o aprender algo en tu vida.

¿Para que puede servirte esa tristeza?

¿Qué puedes lograr con ella a través de ella? ¿Qué juicios, creencias o valores la causan?

¿Qué otros beneficios obtienes con mantener esos juicios?

¿Cómo puedes mantener esos beneficios y cambiar los juicios?

Aceptar el camino es importante y fundamental como primer paso, pero si solo nos quedamos ahí no haremos más que recrearnos en el sufrimiento que genera. Ahí entonces es cuando se hace merecedor atravesarlo y recorrerlo, estando abiertos a las infinitas posibilidades y lugares de destino que nos brinda.

No se trata de transformar la tristeza en expectativas de un futuro mejor, sino de ser conscientes que el fluir del proceso de la vida pasa por una etapa nueva: una nueva “pantalla”.

No sabemos que hay después, pero sí que hay un después: tanto si  nos quedamos parados, como si decidimos avanzar, hacia él, caminar y seguir adelante.

El primer después ya lo conoscemos.

El otro está por descubrir.

 

Motivación: ¿Estás Realmente Dispuesto/a a Averiguar Si Será Como Crees Que Será?

Estas Realmente Dispuesto A Averiguar Si Sera Como Crees Que Sera

Es curioso como a veces nos negamos a hacer algo incómodo para nosotros bajo la justificación preventiva de que ya sabemos cómo acabará, y esgrimiendo el argumento  tan socorrido y gastado de “No Vale La Pena”, o “No Conviene”, o “No Compensa”.

En estos casos es muy importante valorar la situación de partida: ¿Cómo nos sentimos ante la situación actual de la que estamos partiendo? ¿Es eso lo que queremos para nosotros? Y sobretodo ¿Es eso lo que queremos seguir manteniendo para nosotros en el futuro?

Si la respuesta a esta última pregunta es SI, perfecto, adelante con la posibilidad de seguir manteniendo la situación actual.

Pero si la respuesta es NO, cabe hacerse una pregunta más ¿De qué otras opciones alternativas dispongo para salir o alejarme de esta situación presente que no deseo para el futuro? ¿Dispongo de esas alternativas? ¿Son alternativas más válidas o más “convenientes” que esa primera oportunidad que valoré previamente que “No Vale La Pena”?

Bien si la respuesta es SI, adelante con elegir la alternativa más conveniente y actuar para concretarla en resultados útiles para nosotros.

Pero si la respuesta es NO (y muchas veces lo es), es importante que reflexionemos sobre lo limitante que está siendo esa creencia de “No Vale La Pena”, ya que nos impide salir de donde queremos salir y buscar nuevos escenarios útiles.

En estos últimos casos el “No Vale La Pena” no es otra cosa que una excusa para no hacerlo, en una situación en la que es preciso hacer algo diferente para conseguir resultados que necesitamos sean diferentes. http://clicktotweet.com/6Od5m

Es como cuando decimos que no vamos en busca de un tesoro porque corremos el riesgo que ese tesoro no esté.

Lo que no nos decimos a nosotros mismos, es la siguiente parte del cuento que permanece oculta bajo nuestras falacias y falsas creencias que anticipan un futuro que todavía no está aquí y cuyos imponderables pueden influir para que el resultado pueda ser variado: “el resultado negativo ya lo tienes con no hacer nada, (http://clicktotweet.com/Dy4lz pero si no lo intentarás, no lo sabrás: no podrás averiguar si es realmente como tú crees”. (http://clicktotweet.com/scf31)

Es importante que averigüemos en esta situación que es lo que nos impide actuar: ¿Qué es lo que tememos perder con intentarlo? ¿Qué es lo que tememos encontrar que no nos gustaría encontrar? ¿Cómo podemos hacer para no perder lo que tememos perder? O ¿Qué otra cosa podríamos ganar que sea más valiosa de lo que perderíamos? (no olvidemos que toda adquisición o experiencia en la vida tiene un precio que tenemos que pagar por ella (http://clicktotweet.com/eBcor) : algunas experiencias vitales nos salen muy caras y otrasmás baratas, pero lo importante para nosotros no es el precio que tengamos que pagar por ellas, sino tenr claro cuáles son las más útiles). http://clicktotweet.com/4Hs4e  ¿Qué utilidad puede tener para nosotros esa nueva ganancia? ¿Estamos entonces dispuestos a intentarlo ahora?

“Mal” que vaya siempre quedará el aprendizaje útil de la experiencia: ese intangible que no tiene precio y marca la diferencia entre el ganador por suerte y el Ganador por profesión. http://clicktotweet.com/Y28M9

Bajo este nuevo encuadre es importante cuestionarnos en todo caso: ¿Y que es entonces de la experiencia? ¿Del camino y de todo lo añadido que podemos encontrar de útil mientras lo buscamos?

Un gran empresario camino al éxito tuvo que declararse en quiebra 3 veces en su oficio, antes de conseguir un éxito mayor en otro oficio que aprendió gracias a las 3 experiencias de quiebra tan  valiosas y tremendamente necesarias para conseguirlo.

Toda etapa o experiencia, sea buena o sea mala en la vida, es un peldaño de una escalera que quizás no seamos capaces de ver hacia dónde no lleva, pero es necesario para subir al peldaño siguiente.  http://clicktotweet.com/66Cb_

Todos sabemos que lo importante del “Camino a Santiago” no es llegar a Santiago, sino disfrutar del recorrido… http://clicktotweet.com/3D0bp

¿Por qué no estamos dispuestos a hacer lo mismo en este caso?

Vaya como vaya, independientemente del resultado, es posible que el camino nos brinde de oportunidades inesperadas que pueden incluso ser más valiosas que el mero hecho de conseguir la meta.

No Es Que La Vida No Tenga Sentido, Sino Que Lo Que Se Ha Hecho Hasta El Momento Quizás No Tenga Sentido Para Lo Que Perseguimos En Ella

Con Que Intenciones Emprendes Lo Que Haces

No es que la vida no tenga un sentido, sino que lo que hemos hecho hasta el momento, quizás no tiene sentido para lo que persiguimos en la vida.   http://clicktotweet.com/6ItBh

Y si queremos cambiar el sentido a nuestra vida, no se trata tanto de cambiar lo que hacemos, sino cambiar las intenciones con las que lo hacemos. http://clicktotweet.com/lcRnm

Es increíble como cambiando la intención con la que se emprende una acción, pese a ser una acción repetitiva y rutinaria, de las que realizamos todos los días, se encuentra fácilmente un nuevo punto de vista, una nueva experiencia y un nuevo significado a lo que se hace.

En más de una ocasión el trabajo con mis clientes se centra en ayudarles a encontrar un “sentido vital” a lo que hacen.

Y no es precisamente porque su vida no tenga un sentido, o porque lo que hacen no esté encuadrado en un sentido vital.

Simplemente les resulta difícil encontrar el significado más profundo de unos automatismos diarios cuyo inicio se perdió en el olvido de los tiempos pasados, y que acabaron por formar parte de su rutina diaria. Al formar parte de su rutina diaria la aceptan como algo normal con lo que conviven, a veces por simple conformismo, comodidad, o por el mero hecho de ser algo común, que hace todo el mundo, o que sienten que siempre han hecho.

Por esa razón dejaron de cuestionarse: ¿Es útil esto para mí? ¿Me aporta algo positivo? ¿Y qué me impide conseguir ese algo positivo que me aporta esta rutina?

Sin cuestionarse uno la vida, es difícil que le encuentre un sentido a lo que hace. O que simplemente le encuentre un sentido a su vida. O, de otra manera, que comprenda si lo que hace está alineado con su propósito vital.

Para descubrir esto, considero muy importante bajar a la raíz de la acción, función, tarea o actividad que se está cuestionando, y observar, desde la neutralidad de un espectador ajeno, que pensamientos rondan a la persona justo en los momentos en que se dispone a prepararse  o iniciar esa tarea.

Esos pensamientos dicen mucho de la posición de la persona ante esa acción o función, y analizarlos y valorarlos puede permiterle descubrir cual es su actitud ante esa actividad:  es de Resignación? De víctima? De Culpabilidad? De Acusación? De Evitación? De Imposición? De Lógica? De amor? De Condescendencia? Autocomplacencia? Entusiasmo?

Acto seguido es importante cuestionarse: ¿Es esta la actitud más adecuada para mí? ¿Es esta la actitud que quiero mostrar ante mismo o ante las personas a mi alrededor cuando me dispongo a realizar esa tarea o actividad? ¿Quiero seguir mi vida enquistado en esa actitud ante esa acción?

Si la respuesta es que sí, la persona ya sabe que esa acción o actividad está en línea con su propósito vital.

Pero si la respuesta es que no, quizás sea hora de valorar hasta que punto estamos alineados con nuestros propósitos vitales haciendo lo que hagamos.

La cuestión, en todo caso, no es que la vida no tenga un sentido, sino que lo que hemos hecho hasta el momento, no tiene sentido para lo que persiguimos en la vida.   http://clicktotweet.com/6ItBh

El Trabajo Que Realices No Hará De Tí Un Mejor Profesional: Solo Revelará El Tipo De Persona Que Eres

El Trabajo Que Realices No Hace de Ti un Mejor Profesional - Solo Revela Que Tipo De Persona Eres

Cuando Sientas Que No Puedes Hacerlo, Entonces Es El Momento De Pensar En “Como Hacer Que Sea Posible”

CUANDO SIENTAS QUE NO PUEDES HACERLO, ENTONCES ES EL MOMENTO DE PENSAR EN

Temer un Final Acelera Su Llegada, Desear un Objetivo, También…..¿Tú Qué Eliges?

Temer un Final Accelera Su Llegada - Desear un Objetivo También