Archivo

Posts Tagged ‘Crisis’

Despertar La Consciencia Es Darse Cuenta Que No Necesitas Terapia

¿Porque muchas personas pasan de taller en taller de autoayuda y crecimiento personal, de terapia en terapia, de coaching en coaching y no acaban de encontrar esa felicidad o bienestar que buscan?

Hay personas que se pasa09 REFLEJOSn largos periodos de su vida saltando de terapia en terapia. Y uso aquí el término “terapia” en el sentido más amplio y existencial del término: es decir cualquier actuación realizada por una persona externa que usa técnicas de cualquier tipo (cientificas y no, clínicas o no) para producir en nosotros efectos que gener algún cambio orientado hacia lo que deseamos conseguir. Bajo esta premisa, dentro de este término, entendido de esta manera, puede entrar la psicoterapia, la psicoanálisis, las terapias gestalt, PNL, psicología positiva, talleres de autoayuda y crecimiento personal, coaching, reiki, terapias regresivas, hipnosis, flores de bach, terapias esotéricas y ancestrales, terapias esenias, pleyadianas etc., etc., etc..

La cuestión no está en la elección de lat erapia en sí. Si una es mejor o más efectiva que otra. Aquí no me posiciono ni a favor ni en contra de ellas. La cuestión es la actitud con la que se acude a recibir este tipo de servicio y el mensaje subyacente que enviamos a nuestra mente y nuestro cuerpo a la hora de hacerlo.  Y el mensaje es el siguiente:

“Necesito algo o alguien ajeno a mi para cambiar lo que es propio de mí”.

Total incoherencia…. ¿Cómo algo desde fuera, fuera de nuestro auto-control, puede cambiar algo está dentro y que depende de nuestro control?

Y aquí viene el siguiente mensaje aún más devastador para nuestro subconsciente:

“No tengo el control de lo que pasa dentro de mí”.

Y por ende:

“Lo que viene desde fuera es lo que me dirige”.

Basicamente significa asumir que uno ha perdido el control de su vida, o mejor dicho , de la vida de su ser. Y, peor aún: que otorga el destino de su ser a algo o alguien que hará con él lo que cree oportuno, desde su personal y ajeno punto de vista, no desde las necesidades intrínsecas de quien esperimenta ese malestar.

Esto no está mál e incluso útil y lo comparto y defiendo si es durante cortos periodos de tiempo y delimitados.  Es asumible de vez en cuando y en ciertos momentos concretos de la vida de una persona.

Pero el problema surge cuando una persona pasa de terapia en terapia, de búsqueda en búsqueda. De cursos de autoayuda en talleres de crecimiento personal.Y hace de eso un habito que le acompaña en la vida.

Se mete en una y entra en otra nueva, secundando una búsqueda indefinida de algo indefinido que no acaba de encontrar.

Y lo que no acaba de encontrar es su propio ser, porque lo ha perdido. Porque mientras sigue en este acto de búsqueda, está por otro lado diciendose a sí misma que no tiene control su ser.

Dificilmente encontrará alguien a su ser más profundo, si decide otorgar el control del mismo a personas ajenas a él/ella. Acabará más confuso y perdido.

Hace poco llegué a la siguiente conclusión: leer libros de autoayuda (me considero autor dentro de este género) puede ser contraproducente cuando se hace sin un problema efectivo a afrontar en la vida. Leer más libros de los que uno en principio necesita para resolver un problema efectivo e inmediato, es desde luego contraproducente ya que genera insensibilidad a los efectos que podría tener cuando de verdad uno lo necesite.

Sería parecido al efecto de tomar muchos antobioticos que luego nos hace inmunes a sus efectos a la larga.

Pero lo mismo pasa con visionar programas como Supernanny, Hermano Mayor, Kitchen’s Nighmare, y el abuso de asumir complejos vitamínicos.

Eso no quita que la sociedad demanda este tipo de productos cada vez más y no deja de ser una señal de un ligero despertar de consciencias hacia una mirada más adentro del ser humano que, pese a no traducirse todavía en acciones y cambios concretos, no deja de ser un pasito adelante que nos acerca un poquito más hacia ese paso tan fundamental y necesario para concretar el cambio en acciones. Acciones que paradojicamente nunca serán suficiente como para decir que ese cambio se haya dado definitiva y concluyentemente.

Confío que estamos siempre en el camino al cambio… y la paradoja está en que nunca será suficiente el recorrido hecho como para decir que hayamos llegado.

Lo importante es el camino. Y nuestro ser lo encontraremos por el mero hecho de estar caminando, no necesariamente por llegar a algún destino concreto.Mejor dicho: ni siquiera lo encontraremos porque no hará falta encontrarlo: nuestro ser ya está con nosotros en ese camino. Simplemente tomaremos consciencia de que está ahí donde no lo estábamos buscando: mirábamos muy lejos buscándolo quin sabe donde como aquel que busca las llaves de su coche y luego se da cuenta que las lleva en el bolsillo. Simplemente. Conectaremos más directamente con él. Y eso es la consciencia.

No hace falta buscar fuera algo que ya está dentro con nosotros. Simplemente hay que mirarse adentró y poner las condiciones como para que esa mirada sea atenta, despierta, consciente. Y poner las condiciones significa actuar. Caminar. Seguir adelante. Afrontar y resolver uno sus problemas actuando con ellos, no contra de ellos. Un problema es una oportunidad de cambio y mejora personal, no un enemigo al que hay que vencer.

Todo sirve en pequeña o mayor medida, pero en las dosis adecuadas, como para permanecer atentos y despiertos en ese camino para disfrutar de él,  y sobretodo seguir caminando (actuando) para seguir adelante, sin pararse ante eventuales obstáculos y problemas, o perderse por el mismo, peleándo uno con su propio ser, o  tratando de llegar a algún destino concreto.

 

¿Para Qué Meditas? Meditar No Sirve Si No Se Dirige La Consciencia Hacia Un Cambio

Laberinto

En la meditación no es importante si lo haces bien o mal, si es adecuado o no adecuado, si es correcta o no tu forma de meditar, sino simplemente si eres consciente de lo que te está pasando en todo momento.

Ahora bien, ¿para qué quieres lograr ese estado de consciencia?

Es cierto que cuando se medita es importante el hecho de no buscar nada en especial que no sea el mero centramiento en la propia auto-consciencia presente en el aquí y ahora. Pero a partir de ese punto sí es muy importante preguntarse: ¿para qué me sirve ser consciente?

No olvidemos que toda acción humana lleva detrás una motivación.

No soy nadie para decretar si es de mal uso y mal entendimiento la cada vez más extendida costumbre de Meditar. No sé nada ni es respetuoso de mi parte hablar del proceso de los demás. Solo conozco y soy dueño del mío. Cuando asociamos a la meditación calificativos como bueno o malo, correcta o incorrecta, ya estamos fuera de la meditación, tanto en un sentido como en otro. La dualidad nos saca de la meditación.

La meditación es meditación, es consciencia. La conciencia plena meditativa no es buena ni mala, ni correcta o incorrecta, es meditación, y si no fuera así, entonces no sería meditación, sería otra cosa. Si queremos hablar de esa otra cosa… sería interesante…. adelante.

Hace poco leí una polémica lectura de la polémica vida del polémico Osho. Según el autor de ese artículo, Osho educaba en “desprendimiento” (desapego) a sus discípulos y eso les convertía en facilmente manipulables, endoctrinables y mansos hacia sus enseñanzas. Curioso y me hizo reflexionar acerca de otra afirmación del propio Osho que decía que el Gobierno de EE.UU. entrenaba a sus soldados a disparar para matar mediante la meditación, con el fin de que tuvieran calma y tranquilidad mientras lo hacían (desapegados de su posibles sentimiento de culpabilidad).  Sinceramente no veo diferencia entre las dos anécdotas ya que en ambos casos se está observando una práctica de endoctrinarmiento. El mismo autor, afirma que Osho entrenaba en la vía del “desapego” mientras seguía coleccionando Rolls Royce (una trentena dicen). Desde luego no hay mayor manifestación de apego a algo que no sea el coleccionismo.

¿Adónde quiero ir con esto? A que desde ciertas esferas (normalmente las de mayor poder e influencia) es muy cómodo entrenar a las personas en la vía del desapego porque esto les lleva fácilmente a renunciar a muchas cosas, y en esa renuncia de los demás encontrar menor resistencias y conflictos para uno obtener lo que quiere. Primero las materiales, luego los hábitos triviales, y finalmente sus derechos. Aceptando lo que les ocurre es como las personas dejan de “luchar” para lo que en principio deseaban o querían. Porque deciden cambiarse a sí mismas antes que cambiar al mundo.

Conozco personas que ante problemas personales se encierran a meditar, incluso van a vidas pasadas y se pasan meses y años investigando sobre quienes eran en vidas pasadas, etc, etc, etc. Pero las soluciones a nuestros problemas presente nunca están en el pasado. Yo siempre les digo ¿No tienes suficientes problemas a resolver en tu vida actual como para buscar más problemas en vidas pasadas? Has venido a vivir esta vida, no a recordar las anteriores. Nadie que yo sepa consiguó alguna vez cambiar el su pasado, pero sí lo hizo con su presente. ¿Adónde está dirigida tu mirada?

Entonces la pregunta que podríamos hecernos es: ¿Para qué te sirve ser consciente de lo que te hace estar mal? A mi modo de ver, toda consciencia, insight o re-encuadre que logremos obtener, según las técnicas psicológicas o de meditación que usemos, no nos va a servir de nada si no lo usamos para actuar y dirigirnos hacia el cambio.

A partir de ese momento una persona tiene dos vías posibles: cambiar a sí mismo (su enfoque) para dejar de sufrir, o cambiar lo que tiene fuera de sí mismo, para que deje de hacerle daño. Esto ya es una decisión personal.  Cada vez más hay personas que eligen lo primero: desde fuera podríamos verlo como una renuncia basada en la aceptación de lo que le pasa, y lo es. Pero será desde nuestro enfoque no desde el suyo. No es lo mismo aceptar que resignarse. Los que disfrazan la resignación de  aceptación son los que se auto mienten. Y así es como tergiversan su propia consciencia para no actuar pensando que sí han despertado su consciencia, pero esto ni es consciencia ni es adecuado para su salud.

Meditar no sirve de nada si no se dirige luego la consciencia hacia un cambio cuyas repercusiones tengan lugar en el interior (mente, emociones y espíritu) y en el mundo material que rodea a la persona.

Categorías:MIndfulness Etiquetas: , ,

No Sabemos Que Hay Después Pero Sí Que Hay Un Después

No sabemos que hay despues pero si que hay un despues

Carta Abierta a un/a asistente que me dejó una nota muy conmovedora tras la ponencia en las JORNADAS CONCIENCIA ACTIVA , que siente que la tristeza se ha apoderado ella y aún así le da la bienvenida, la acepta y la agradece:

Lo que sientes ha crecido en tí como una articulación más de tu cuerpo: y te es útil para hacer o aprender algo en tu vida.

¿Para que puede servirte esa tristeza?

¿Qué puedes lograr con ella a través de ella? ¿Qué juicios, creencias o valores la causan?

¿Qué otros beneficios obtienes con mantener esos juicios?

¿Cómo puedes mantener esos beneficios y cambiar los juicios?

Aceptar el camino es importante y fundamental como primer paso, pero si solo nos quedamos ahí no haremos más que recrearnos en el sufrimiento que genera. Ahí entonces es cuando se hace merecedor atravesarlo y recorrerlo, estando abiertos a las infinitas posibilidades y lugares de destino que nos brinda.

No se trata de transformar la tristeza en expectativas de un futuro mejor, sino de ser conscientes que el fluir del proceso de la vida pasa por una etapa nueva: una nueva “pantalla”.

No sabemos que hay después, pero sí que hay un después: tanto si  nos quedamos parados, como si decidimos avanzar, hacia él, caminar y seguir adelante.

El primer después ya lo conoscemos.

El otro está por descubrir.

 

Si Te Duele O Te Afecta Una Crisis Es Por Tu Resistencia A Cambiar Y Adaptarte A Una Realidad Que Ya Cambió

Toda Crisis Es Producida Por Dos Actitudes Humanas - La Resistencia, y La Costumbre - Pero Son Las Actitudes Que Producen La Crisis Y No La Realidad Del Mundo

El Problema No Reside En La Causa De Tu Malestar, Sino En Tí: En La Emoción Que Tú Le Asocias

El problema no reside en el objeto de tu malestar sino en tí es decir en la emoción que tu le asocias

La Incertidumbre Es Lo Que Hace Posible Que Las Cosas Finalmente Puedan Ir Incluso Mejor De Lo Que Esperábamos

La Incertidumbre es lo que hace posible que las cosas finalmente puedan ir incluso mejor de lo que esperabamos

Una Crisis No Es Otra Cosa Que el Resultado de Permitir que Nuestras Necesidades Superen A Nuestras Posibilidades

Una Crisis no es Otra Cosa que el Resultado de